Aterriza en la JEP expediente de Jaime Blanco Maya

58 0
La Corte consideró que ya no era competente para juzgar al medio hermano del ex contralor general Edgardo Maya Villazón, luego de que fuera aceptado por la JEP en el mes de diciembre de 2019.
El empresario y ganadero Jaime Maya cuando fue capturado. FOTO: ARCHIVO / EL PILÓN

La Corte Suprema de Justicia envió el expediente del excontratista de Drummond, Jaime Blanco Maya, a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, para que en esas instancias continúe siendo procesado por crímenes de sindicalistas de la empresa minera del Cesar.

La Corte consideró que ya no era competente para juzgar al medio hermano del excontralor general Edgardo Maya Villazón, luego de que fuera aceptado por la JEP en el mes de diciembre de 2019.

El ganadero y empresario, Jaime Blanco Maya, fue cobijado en la JEP en la categoría de terceros civiles no combatientes, puesto que “podría inferirse que era financiador o colaborador de grupos armados organizados al margen de la ley, relacionado con el conflicto interno armado”.

El cupo lo logró mediante cuatro solicitudes que presentó entre el 23 de mayo del 2017 y el 19 de septiembre de 2018.

Maya Blanco fue condenado por los crímenes de los directivos de Sintramienergética, Valmore Locarno Rodríguez, y Víctor Hugo Orcasita, acribillados el 12 de marzo del año 2001, en el municipio de Bosconia.

En la sentencia, la justicia consideró que presuntamente Blanco Maya aprovechando sus vínculos con paramilitares orquestó las muertes de los sindicalistas por la oposición que estaban haciendo al suministro de alimentos, cuyo contrato dirigía el ahora procesado.

Según la investigación, ambos iban en un bus por el sector conocido como ‘Casa de Zinc’ del municipio y fueron abordados por un grupo de paramilitares que los bajó del vehículo para matarlos con arma de fuego.
Asimismo es investigado por las muertes del excontratista Hugo Manuel Cabrera y su acompañante Wilfrido Javier Coronado Jiménez.

Ambos fueron encontrados sin vidas en una fosa común ubicada en un potrero de la finca La Chiquita, zona rural de Becerril, en el mes de mayo del 2000.