Comenzó la huelga laboral indefinida en el cerrejón

90 0
Fracasó la negociación con la empresa e inicio la huelga.

Mediante un comunicado y obrando en condición de presidente de la Junta Directiva Nacional y representante legal de Sintracarbón, dentro de los términos de ley Igor Díaz López, le notificó a la Presidenta de Carbones del Cerrejón Limited Claudia Bejarano Gutiérrez de Piñerez el inicio de la huelga, a partir de las 15:15 horas, de hoy, 31 de agosto de 2020.

En el comunicado el presidente de la organización sindical le solicito a la presidenta de la compañía, que ordene a quien corresponda la cesación colectiva del trabajo en la mencionada empresa, a partir de este día y hora, de acuerdo a lo consagrado en el artículo 445 del Código Sustantivo de Trabajo, subrogado por el artículo 63 de la Ley 50 de 1990.

Cabe indicar que esta es la tercera  vez que esto ocurre en los 29 años de labores de explotación minera en la mina. El paro se inició a las tres de la tarde de este lunes, 31 de agosto.

Mediante un comunicado el sindicato manifestó que a pesar de su firme disposición de llegar a un acuerdo negociado, la oferta presentada por la compañía aún está lejos de ponerle fin al conflicto colectivo.

Se lee en el comunicado que no hay manera que ese sindicato estampe su firma a una oferta patronal que destruye la columna vertebral de la CCT y además se adecúa al llamado Turno de la Muerte.  No creemos por lo tanto que ya de tiempo de llegar a un acuerdo.

 En esta oportunidad son dos los temas por resolver: una CCT que mejore las condiciones laborales y sociales y el desmonte del pretendido turno, que aunque no hace parte de la negociación, la compañía lo trajo a discusión de manera paralela. A esta hora estamos haciendo el llamado al Ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, y demás autoridades del orden departamental y nacional para que intervengan en el conflicto colectivo de trabajo con la empresa Cerrejón, quien a pesar de la pandemia pretende reducir 1250 puestos de trabajo, imponer una CCT disminuida en costos y un Turno de la Muerte que atenta contra la vida del trabajador y el de su tejido familiar. En los últimos días hemos planteado a la propia presidencia de la compañía que se suspenda la imposición del turno maquiavélico y se abra una discusión objetiva y técnica entre las partes, con acompañamiento de expertos

Cerrejón se pronuncia

Es importante resaltar que los beneficios que Cerrejón ofrece y mantiene en esta negociación, están entre los mejores ofrecidos en el país y en La Guajira.

El sindicato ha rechazado una oferta que incluye, entre muchos otros beneficios, el subsidio convencional de un 75% del costo del plan de medicina prepagada (para un subsidio total del ~89% del costo del plan), con coberturas por encima del estándar del mercado; auxilios universitarios de hasta más de 11 millones de pesos por semestre, sin límite en el número de hijos; el acceso a un crédito de vivienda con tasas hasta un 60% inferiores a las del mercado, entre muchos otros. Solo por firmar la Convección Colectiva, Cerrejón hubiera dado a cada trabajador un bono de 5.5 millones de pesos.

“Ante la huelga anunciada por el sindicato, en Cerrejón ya hemos puesto en marcha el plan de contingencia, avalado por las autoridades correspondientes para proteger nuestros activos mientras dure el cese de actividades. Entre lo que hemos decidido dejar activo, se encuentra el plan de medicina prepagada para garantizar a nuestros trabajadores y sus familias una atención oportuna durante la época de pandemia”, afirmó Juan Carlos Consuegra, Vicepresidente de Cerrejón y líder del equipo de contingencia de la administración de la Compañía.

Grandes Impactos para La Guajira

Cerrejón representa aproximadamente el 45% del PIB de La Guajira, por lo que esta huelga, tiene un impacto diario al departamento de cerca de 7.000 millones de pesos. Esto supone la reducción de la capacidad del departamento para el desarrollo de la región (inversiones sociales, inversiones en infraestructura, etc.). Así mismo, al suspenderse los contratos de cerca de 10.000 trabajadores, entre directos y contratistas, hay un impacto directo en el bienestar de las familias y las comunidades.

Además, la suspensión de las operaciones afectará la forma en la que hemos venido entregando la ayuda a las comunidades étnicas y a La Guajira durante la emergencia provocada por el COVID-19.