El día internacional del DJ existe

85 0

Esta mañana, muchos nos levantamos con la noticia en redes de que hoy, 9 de marzo, se celebra el Día internacional del DJ.

Pues sí. Desde 2002, bajo una iniciativa de la fundación World DJ Fund y de la ONG, Nordoff Robbins Music Therapy, cada 9 de marzo se celebra el Día internacional del DJ, un agasajo que se estableció bajo dos propósitos: honrar a todos aquellos artistas que desempeñan la labor de seleccionar discos, y que estos, a la vez, donen las ganancias que recauden a lo largo del día para donarlas a instituciones benéficas que tratan enfermedades de niños y adultos.

 Han sido varios los grandes nombres que se han unido a la causa: Pete Tong, Carl Cox, Danny Tenaglia, Sasha y Paul Oakenfold, además de medios referentes como Mixmag y MTV.

Lo curioso del asunto, es que prácticamente ningún DJ en Colombia se despertó con la noción de que hoy se homenajea y se pone en alto el arte de su profesión. Cabe preguntarse, ¿por qué el día del profesor, periodista o ingeniero se comparte y se celebra con algo de fervor, y el día del DJ casi que se pasa por alto? Obviamente, el verdadero propósito detrás de estas celebraciones no son más que fines comerciales, pero, ¿acaso qué no es comercial hoy en día?

Al mirar los hashtags #worlddjday y #diadeldj en Instagram, nos dimos cuenta que entre los dos suman 5.223 publicaciones. Claro, seguro no habrá alguna de Jeff Mills, Levon Vincent o Surgeon, pero la cuestión detrás de todo esto no es incentivar el narcicismo, sino que las personas del común reconozcan una de las profesiones más intensas, desgastantes, pero sobretodo bonitas que pueden haber. Desde el “pelao” que sube la foto con su controlador recién comprado, hasta el veterano que acumula discos sin pretensión alguna, todos hacen parte de este gremio que busca pasar la mayor parte de su vida preocupados por la vibra de miles de personas que ni conocen.

 

Así que feliz día para todos aquellos DJs a lo largo del territorio nacional, quienes conforman la columna principal de este gran momento que atraviesa la escena nacional. Y al igual que en el día de la secretaria, si tenés un o una DJ al lado: felicítelo, abrácelo, agradézcale por poner a bailar al mundo, y lléveselo para su albergue transitorio de confianza.