El problema de la lista de buscados de la Fiscalía

158 0

Una serie de afiches con los rostros de supuestos reincidentes sacada por el ente investigador terminó con serios inconvenientes.

El problema de los delincuentes reincidentes es sin duda alguna la mayor amenaza a la seguridad ciudadana. Decenas de peligrosos bandidos que han cometido los crímenes que más afectan a los habitantes de la mayoría de las ciudades son capturados en múltiples oportunidades y en cuestión de horas o días regresan de nuevo a las calles para continuar delinquiendo.

Atracos, hurtos a residencias, robos a personas son tan sólo algunos de los delitos que cometen una u otra vez este tipo de personas. Casos de bandidos arrestados en más de 10 oportunidades abundan en todas las ciudades.

Para combatir esta problemática, el pasado 18 de febrero la Fiscalía publicó un listado con los 309 mayores delincuentes del país. Por departamentos y ciudades, sacaron afiches con los rostros y los nombres de estas personas en una estrategia denominada El top 20 de los reincidentes mas buscados. En la cuenta de twitter oficial se anunció: «#ATENCIÓN #Fiscalía publica los reincidentes más buscados en el país y que más afectan la seguridad ciudadana. Todos tienen sentencia condenatoria y orden de captura #ReincidentesPrófugos».

Sin embargo, al poco tiempo la estrategia evidenció una falla. De los 309 del listado que sacó la Fiscalía un alto porcentaje de esos nombres no corresponden a delincuentes reincidentes. Un sencillo cruce de información con el Sisipec, que es el sistema de información carcelaria del Inpec, dejó en evidencia algunos problemas de ese listado.

De los 309 de la lista, 100 no presentan registros de ingresos a centros penitenciarios ni carcelarios. Es decir, no han sido reincidentes. Otros 52 que aparecen en la lista se encuentran actualmente tras las rejas, no están en libertad, por lo cual obviamente tampoco pueden ser incluidos en afiches de reincidentes prófugos que están siendo buscados.

Al momento de la publicación de los afiches y la elaboración de los mismos con nombres y fotos, otros 10 se encontraban con medida de detención domiciliaria y cinco más con brazalete electrónico. Ninguno estaba en libertad por lo cual, evidentemente, tampoco tendrían porqué estar en ese listado.

No menos extraño es que de la lista de los más buscados cinco de esos nombres son personas muertas, de acuerdo con el sistema de información Red de Desaparecidos y Cadáveres -Sirdec-. De hecho, algunos de los familiares de estas personas ya han manifestado su sorpresa por la inclusión de sus seres queridos fallecidos en afiches como delincuentes reincidentes prófugos.

La lista también incluyó a 35 personas que solo han cometido un delito, por lo cual tampoco no se podrían catalogar como reincidentes.

 Sin duda, el esfuerzo por sacar de las calles y capturar a los reincidentes que tanto afectan a los ciudadanos es necesario. Pero lo que resulta confuso es que la propia Fiscalía no haya realizado una comprobación mínima de las personas que hacen parte de estos afiches que fueron difundidos y ampliamente publicados por los medios de comunicación.

El director de Fiscalías de Medellín, Raúl González Flechas, anunció hace un par de semanas que el cartel que fue publicado recientemente sobre los 20 delincuentes más buscados en la ciudad, fue retirado por errores en las bases de datos. El afiche, dijo, solo será vuelto a publicar cuando se realice un cruce de información con entidades como el Inpec y la Rama Judicial. En el caso de la capital de Antioquia se conoció que una de las personas que aparecía en el cartel había fallecido en febrero del año pasado.

Aunque la Fiscalía solo se ha pronunciado en el caso de Medellín, la realidad es que no es la única región donde se presentaron esas irregularidades. Hay registros de casos de personas buscadas que ya están muertas también en Villavicencio, Huila y Cundinamarca. Los casos sin soporte se extienden por casi todas las regiones del país.

Luis González, Director Nacional de Seccionales y de Seguridad Ciudadana, explicó a este medio de comunicación que en el listado de los más buscados no solamente se incluyeron personas reincidentes, sino también personas que tienen orden de captura por alguna sentencia condenatoria en su contra y no la han cumplido o tienen procesos pendientes por delitos diferentes a los que están respondiendo en la cárcel.

“Las órdenes de captura tienen vigencia de un año, detrás de este trabajo hay un equipo que quiere evitar que estas personas que afectan la seguridad ciudadana queden en libertad y que tienen cuentas pendientes sobre todo por hurto. Cuando preguntamos al Inpec en algunos casos nos contestaron que no han estado presos en este último año entonces los incluimos. Puede que se hayan cometido errores humanos en los listados pero si no se hacen efectivas entonces ¿para qué las sentencias?”.

El alto funcionario asegura que el equipo -en el que participa la Fiscalía, la Dipol y la Dijín- está volviendo a revisar los listados e indagando con las instituciones que manejan las bases de datos: Registraduría, Inpec, Fiscalía y Policía.

Si bien de acuerdo con el funcionario esto se está revisando, lo que no se entiende es por qué no se hizo esa labor de la que habla antes de que la Fiscalía sacara los afiches con los errores y no con posterioridad.

«Estos errores no van a desmotivar al equipo que trabaja por la seguridad ciudadana, se ve lo pequeño pero no lo grande, y es que de ese listado ya van más de 40 capturas de personas que habían salido de prisión y ello es un alivio inmenso para los ciudadanos porque sacamos de las calles a estos delincuentes que afectan la seguridad ciudadana», indicó.