“No pierdo la esperanza de que aparezca vivo”

50 0

Madis Olivera contó que su hijo Jhan Carlos, desaparecido en el arroyo Don Juan durante el aguacero del sábado, cayó al caudal tras rescatar a una mujer y su hija.

“¿Dónde andas Jhan Carlos?”, se preguntaba desconsolada Madys Olivera, la madre del menor de 17 años, quien cayó accidentalmente al arroyo Don Juan el pasado sábado, cuando se bañaba con la lluvia torrencial cerca de su casa, en el barrio Los Girasoles, de Barranquilla.

En esta zona de la capital del Atlántico, la tristeza por la tragedia invade a cada hogar en inmediaciones de la vivienda del niño, con síndrome de Down, por lo que los vecinos se acercan a brindarles apoyo a sus familiares.

A pesar de que ya han pasado tres días del suceso, tanto Madys como los moradores de Los Girasoles no pierden la esperanza de que el menor sea encontrado con vida por los miembros de la Defensa Civil.

De acuerdo con las declaraciones de sus familiares, Jhan Carlos Díaz Olivera socorrió a una mujer y su hija, contando con el infortunio de perder el equilibrio y desaparecer entre la corriente del agua, que pasa por la calle 46E con carrera 12 Sur, donde vive la víctima.

“Era la 1 de la tarde, cuando una señora se cayó con la niña y él le dio la mano, porque es tan noble, se condolía de todo el mundo y de él nadie se condolió cuando lo vieron en el arroyo”, manifestó entre sollozos Olivera, de 57 años.

Con el desespero propio de una madre en medio de la tragedia, recordó que, en el momento del accidente, el arroyo no estaba  crecido, y que Jhan Carlos no acostumbraba a salir durante la lluvia precisamente por evitar un hecho que lamentar, como el que vive ahora.

Asimismo, agrega que, a pesar de vivir con síndrome de Down, el joven se encontraba cursando quinto grado en una institución educativa con metodologías de enseñanza-aprendizaje dirigidas a las personas con esta condición y cumplía con sus citas de tratamiento médico.

Por su parte, Sandra Romero, una de las vecinas que se ha acercado a la casa a conocer la suerte del menor, explicó el ambiente de tristeza que hay en este sector por no haber hallado aún al desaparecido.

“Nos preocupa porque ya varios vecinos nos fuimos a buscarlo debajo del arroyo, pero no pudimos encontrarlo. Estamos bastante tristes y preocupados, porque si fue el segundo aguacero, nos preguntamos ahora qué puede suceder cuando siga lloviendo”, dijo la fémina.

Sigue la búsqueda

Tres miembros en tierra y otras tres unidades en navegación del grupo Ponalsar, de la Policía, acompañan a seis personas de la Defensa Civil y un ciudadano guía que conoce la zona, participan en la búsqueda de Díaz Olivera.

Este lunes, los organismos de socorro emprendieron el recorrido desde las 6:00 a.m. hasta las 3:30 de la tarde en un segmento del río Magdalena, comprendido entre El Ferry (donde desemboca el arroyo Don Juan) hasta Puerto Mocho, según aseguró José Luis Zambrano.

“Estamos esperando que la Oficina de Gestión de Riesgo nos suministre la dotación logística para continuar con los operativos de búsqueda”, sostuvo José Luis Zambrano, coordinador del Grupo de Rescate de la Defensa Civil.

En Los Girasoles, la comunidad y la familia esperan una respuesta alentadora mientras se siguen preguntando “¿Dónde está Jhan Carlos?”.